All for Joomla All for Webmasters

Consejos para enfrentar el dolor de una muerte.

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

Cuando llega la muerte, le acompaña un dolor tan intenso que llegamos a sentir que nuestra propia vida acabar cada vez que nombramos a la persona que falleció. Nos cuesta respirar y el dolor se vuelve tan profundo que hasta los huesos nos duelen… Duele tratar un tema así, duele hablar de la muerte, duele porque es personal, porque nos recuerda a la pérdida sufrida, porque extrañamos y quisiéramos no tener que hacerlo.

Cuando alguien muere es un adiós para siempre

Sentimos que la muerte nos lo arrebata todo en la vida, pues cuando alguien muere hay un adiós que es para siempre. Tuviéramos o no una despedida, es un camino sin vuelta atrás, nunca más podremos volver a encontrarnos. No es fácil llevar este dolor, el dolor de la ausencia irremediable y permanente, el dolor que deja un gran vacío… pero sí hay formas de llevar mejor este dolor, formas de que, aunque duela, sea algo más soportable.

Duele hablar de la muerte

Aunque siempre esté presente el dolor de un fallecimiento, siempre habrá algo o alguien que nos ayude a pasar por ese triste camino de oscuridad.

Aunque así lo sientas, nunca estás sola. Recurre a tus amigos, a la familia, a quien tienes cerca de ti… busca el apoyo y el abrazo que necesitas, lo encontrarás.

No evites hablar de la muerte y lo que sientes, sería peor. Deja que todo pase por tu mente como una película, una y otra vez… verás que con el tiempo no será tan doloroso el recuerdo.

Pensemos que simplemente había llegado su día, que pese al dolor que te causa, tal vez era lo mejor: Muchas veces en nuestro vano intento de retener a nuestra persona amada, sólo le hacemos mal. Tal vez no era lo mejor para ti, pero sí para quien se fue.

Lo cierto es que muchas veces nos ponemos egoístas con este tema. Quizás sabemos que deben irse, pero no nos sentimos preparados para su marcha, e intentamos evitarlo todo lo posible. Y cuando llega su hora, estemos preparados o no, nos duele su ausencia, porque a la hora de la verdad, por mucho que nos preparemos, la verdad es que nunca estaremos totalmente preparados.

Miremos la vida como algo prestado, tarde o temprano llegará la muerte, así que hemos de agradecer por cada día que tenemos la oportunidad de volver a ver la luz del día. Igualmente, alegrémonos y agradezcamos cada día que nuestros seres queridos vivieron este regalo que es la vida. Tal vez no fue tanto como hubiésemos deseado, pero tuvieron la dicha de vivir.

No te preocupes por verte llorando, es normal, es parte del proceso que necesitas pasar. Llorarás, lo harás hoy y mañana… habrá días que no quieras ver ni el sol, pero no temas, es normal, poco a poco lo irás llevando mejor.

Todos tendremos que superar la muerte de alguien, eso es seguro. Nadie que viva se salva de tener que despedirse de alguien, la vida es así, tiene un final.

Si crees en Dios, aférrate a la promesa bíblica de Dios no te hará pasar por ninguna prueba o tribulación que no seas capaz de superar. Por muy insoportable que sea tu dolor, puedes superarlo.

Por mucho que lo odiemos, la muerte es parte de la vida; o como diríamos, el final de toda vida. No es evitable: mientras vivamos, veremos el final de otros, así es la vida. Todo tiene un final, así está escrito, y así será. Asumámoslo, aceptémoslo, aunque quisiéramos que no fuese así, es así.

Cuando llega la muerte, el sufrimiento es inevitable.

Intenta pasar este dolor que te ha tocado vivir lo más suavemente posible. Lo que pasó no tiene revés, cuando llega la muerte es irremediable, por mucho que lo llores y lamentes no podrás deshacerlo. No queda más que aprender a vivir con ello, intentar que el recuerdo no duela sino que con el tiempo te haga feliz por lo compartido y vivido, aunque no fuese todo cuanto te gustaría que hubiese sido.

La muerte nos arrebata todo en la vida

Los padres nunca deberían enterrar a sus hijos, y hay dolores como estos que son más difíciles de llevar y superar. Pero la vida sigue, tu vida sigue y no estás sola; hay motivos por los que vivir y seguir luchando para ser feliz, por difícil que sea acabarás encontrándolos.

Es mi humilde esperanza, que al menos algunas de estas letras puedan ayudarte. Mira la vida con amor y a la muerte con respeto, hoy estamos y mañana no sabemos.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share.

About Author

Radio diferente para el Meta

Tienes algún comentario? Opina con tu Comentario.

A %d blogueros les gusta esto: