All for Joomla All for Webmasters

Recomendaciones del Ideam ante eventual llegada de El Niño

0
Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

La entidad dio a conocer un informe sobre el monitoreo sobre el fenómeno que se presentaría a principios del próximo año. Por esa razón dio a conocer una serie de parámetros que deben ser tenidos en cuenta en el campo colombiano.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, les envió desde el pasado 19 de julio a los ministerios, gobernaciones, alcaldías, Corporaciones Autónomas Regionales, Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo, Dirección Nacional de Planeación, entre otras entidades, una carta en la que oficializa la probabilidad del fenómeno de El Niño.

Sin embargo, la entidad viene trabajando periódicamente en la actualización de la ocurrencia de la situación climática, la cual sería de 100 %. Por esa razón, dio a conocer una serie de recomendaciones para el sector agrocupecuario.

Es importante que aquellos agricultores, especialmente los ubicados en las zonas bajas de las cuencas de los ríos Magdalena y Cauca, en las planicies del Caribe y algunas zonas de sabana y altillanura en la Orinoquía, tengan en cuenta la reducción en la oferta hídrica, las temperaturas altas del aire, el bajo contenido de humedad en el suelo y en la cobertura vegetal, además el descenso en los niveles de los ríos.

Al sector agropecuario y ganadero, se le sugiere tener en cuenta que los suelos en gran parte de las regiones Andina y Caribe, especialmente en ecosistemas secos y en áreas afectadas por desertificación (departamentos de Huila, Tolima, Valle, Santander, Cundinamarca, Cesar, Guajira, Atlántico), se mantienen condiciones de humedades inferiores a las usuales para la época, las cuales podrían continuar para la época especialmente en el mes de diciembre.

Es importante tener una planificación adecuada de las actividades agrícolas y pecuarias, ante las posibles condiciones de déficit hídrico principalmente en las regiones Caribe y Andina.

Se sugiere programar los ciclos de siembras para reducir las pérdidas de las cosechas, evitando que estas coincidan, en la medida que sea posible, con los meses de mayor impacto del fenómeno.

Tomar las medidas pertinentes ante la posible proliferación de plagas y enfermedades propias de las condiciones de bajas precipitaciones y altas temperaturas, que puedan afectar el desarrollo normal en el ciclo de vida de los cultivos.

En los distritos de riego, se recomienda una planeación de tiempos y turnos de riego para que todos los usuarios en general puedan tener acceso al agua.

Ante la posible reducción de la temperatura del aire en las madrugadas, en municipios de montaña particularmente la región Andina, se incrementa la probabilidad de ocurrencia de heladas que pueden afectar negativamente los pastos y cultivos y por tanto, las actividades en el sector ganadero.

Acorde a los informes de la Corporación Andina de Fomento, CAF (2000), ante un evento cálido que conlleva a condiciones de sequía y de incremento de temperatura del aire, los efectos derivados se podrían orientar a la reducción en los rendimientos agropecuarios, retrasos en épocas de siembra, reducción de área de cultivo y aumento en costos de producción, por lo que se recomienda la planificación de medidas para mitigar estos impactos.

A los alcaldes, coordinadores de los Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Desastres, y Consejo Departamental de Gestión del Riesgo y Desastres, Corporaciones Autónomas, Personeros, Inspectores y Cuerpos de Bomberos, se recomienda mantener activos los sistemas de vigilancia, atención y control de incendios de la cobertura vegetal.

El Ideam invita a establecer mecanismos de almacenamiento de agua, protección de reservorios y mantenimiento de los sistemas de riego para el aprovechamiento óptimo del recurso hídrico, además de buscar sistemas alternativos de abastecimiento de agua para los animales y cultivos.

Ante el posible incremento de radiación solar y de temperatura, se sugiere a los ganaderos acudir a la sombra de los árboles, por lo tanto, emplear mecanismos de protección de los cultivos.

No realizar quemas. De acuerdo con el Decreto No. 2143 de septiembre de 1997, las quemas están prohibidas. Tener en cuenta que durante temporadas secas se incrementan los riesgos de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal y se pueden causar enormes daños ambientales y económicos, que pueden llevar a enfrentar problemas judiciales.

Consultar periódicamente las páginas web de cada uno de los gremios del sector agropecuario, quienes han desarrollado un trabajo particular y detallado para cada una de sus actividades productivas, al igual que los boletines emitidos por la UNGRD, Corporaciones Autónomas Regionales y el Ideam.

Para los agricultores, es importante evitar quemar el rastrojo cuando estén preparando la tierra para la siembra, porque pueden provocar un incendio forestal. Además, en esta época de lluvias, aprovisionarse de agua llenando los estanques y reservorios, para cuando llegue la sequía.

En el caso de quienes siembran papa, tener cuidado de que el lote este bien rodeado de árboles para que cuando lleguen las heladas, no se queme la cosecha. Para los cultivos susceptibles a las bajas temperaturas, en época de heladas, regar todas las noches.

En el caso de los ganaderos, en noches despejadas y días secos, se recomienda cubrir el lote de pasto con surtidores y regar de forma permanentemente. Si usted es guardabosque de la vereda, controle el uso del fuego y de las quemas para evitar incendios.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.
Share.

About Author

Radio diferente para el Meta

Tienes algún comentario? Opina con tu Comentario.

A %d blogueros les gusta esto: